Bonita sorpresa encontrar un lugar como éste en un barrio totalmente fuera del circuito turístico, alejado del bullicio del centro de Barcelona, en el tranquilo barrio de Sant Martí, encontramos El Ramblero, que desde hace pocos años se ha modernizado y ha expandido horizontes con su faceta de restaurante. Fiel a sus raíces como bar de tapas, la carta incorpora platos de la cocina mediterránea y de fusión con influencias internacionales que podremos disfrutar en un ambiente sobrio de ambiente relajado. Los productos de primera calidad siguen siendo una de sus señas de identidad ideal para acompañarlo con una copa de Margarita’s.

Pasta con gorgonzola
Trinchat con huevo poché

Algunos de los platos más famosos que podemos encontrar son la cazuela de risotto trufado con shitake y parmesano. Flores de calabacín en tempura con salsa de soja, miel y limón. Patatas al romero envueltas en lacón con crema suave de torta del Casar y pimentón de la Vera. Pulpitos salteados con «mongetes» de Santa Pau, alcachofas baby y tomates secos. Solomillo de buey con espárragos trigueros y salsa de setas al aroma de trufa.

Hamburguesa doble cero
Entraña
Bravas Ramblero