Por primera vez os presentamos un magnífico lugar para desgustar Dimoni Blanc. Se trata de la Bodega Mediterránea; un rincón tranquilo, con salón interior, donde tomar un vino entre amigos.

[WRGF id=573]

Muy cerca del bullicio de la Sagrada Familia de Barcelona encontramos la acogedora Bodega Mediterránea. Fundada en 1999, esta pequeña bodega familiar se dedica a la venta y degustación de vinos, cavas y aperitivos que se pueden acompañar de tapas variadas españolas e italianas (ostras, quesos italianos y montaditos).

Toni se encarga de ofrecer estas tapas y montaditos italo-españolas de calidad y únicas acompañadas de su buen asesoramiento en vinos y degustación.

El servicio es muy atento, como él mismo dice «atiende a sus clientes como si fuesen amigos» propiciando que los que le visitamos podamos gozar en petit comité y «bon caliu» de un estupendo rato de desconexión.

[WRGF id=585]